InicioMéridaChairo ¿quien?

Chairo ¿quien?

Published on

spot_img

Por Sergio Grosjean

Chairo, es un controversial término que hasta hace poco tiempo no figuraba en nuestro léxico – ni existe en la RAE con la acepción usada en México-, a diferencia del presente que se ha convertido en parte medular de conversaciones y/o enfrentamientos políticos en “nuestra Mérida la que se nos va”…, por lo que trataremos de desenmarañarla.

De acuerdo al Diccionario del Español de México, la palabra chairo es un sustantivo y adjetivo ofensivo, en la cual se especifica que es una “persona que defiende causas sociales y políticas – de izquierda- en contra de las ideologías de la derecha, pero a la que se le atribuye falta de compromiso verdadero con lo que dice defender”, es decir, una persona que autosatisface su ser, su pensamiento, sus complejos o temores, sus intereses ideológicos o su deseo por ver un mundo al igual que su lider lo designe, y lo importante es que todos se adapten a lo que quieren ver.

Pero para entender cabalmente este término, tenemos que encontrar su raíz etimológica, y en ese sentido, todo parece indicar que es el uso metafórico de masturbación para hablar de ideas dispersas, inalcanzables o irreales.

Hasta donde he encontrado información, la palabra proviene del idioma aimara – pueblo amerindio que habita la región del lago Titicaca, entre el Perú y Bolivia-y se traduce como sopa. Sin embargo, hoy, con otra acepción forma parte del imaginario colectivo del mexicano; del que por cierto hace poco se oficializó su existencia en el país.

Claro que en la República mexicana, el chairo está lejos de ser un platillo tradicional latinoamericano como seria la sopa típica de las regiones andinas a la que se le agrega , papa, carne y verduras, ya que más allá de ello, hace referencia a jóvenes que vivieron hace alrededor de cuatro décadas a quienes se les se les señalaba por masturbarse; porque una “chaira” era una “chaqueta” -masturbarse-, y después fue mudando para luego llamarles “chaquetos” o “chairos”, y después este término peyorativo se le atribuyó a muchachos acusados de ser inexpertos, novatos, tontos, y de allá asociarlo a “hacerse chaquetas mentales”, es decir, individuos que se imaginan, expresan y viven lentamente cosas que por simple sentido común nunca sucederán, por no decir una utopía.

Sin embargo ahora, en respuesta, los llamados chairos han acuñado el término de “derechairo”, quienes acusan a los seguidores de la derecha de apoyar a una corriente política de gobiernos corruptos y para ricos.

Es asi, que bajo esa premisa, el término podría ser aplicable a personas que sigan a cualquier lider o corriente política solo por el hecho de seguirlo, sin razonar; sean ricos, pobres, acomplejados sociales, arribistas o personas que no quieren escalar sino ver que todos se desplomen para que todos estén iguales y entonar el himno de la cubeta de los cangrejos, por citar unos ejemplos.

Al final ambos tienen una evidente similitud inaleniable: intentan imponer su punto de vista, y en caso de no lograrlo y volverse insostenible su posición, más se aferran a ella y se comportan como un muro impenetrable al raciocinio.

Es mi concepción ¿y la tuya?

Noticias

CASA EN VENTA TELCHAC PUEBLO YUC.

SE VENDE CASA EN TELCHAC PUEBLO. SALA, COMEDOR, COCINA, 1 BAÑO, 2 RECÁMARAS. TERRENO...

Julión Álvarez sorprende a Tizimín

Me dio mucho gusto recibir a mi gran amigo Julión Álvarez, con quien mantengo...

DHL será la primer empresa en mudar sus operación de carga al AIFA

“Seremos los primeros en operar en el AIFA”, confirmó el director jurídico de la...

Paul McCartney tuvo unas palabras muy duras para John Lennon en una entrevista reciente

La disolución de The Beatles sigue siendo uno de los acontecimientos más tristemente célebres...