InicioNacionalDescomunal: ¿dónde pararon 4 mil millones de pesos?

Descomunal: ¿dónde pararon 4 mil millones de pesos?

Published on

spot_img

*Yucatán fue el estado del país que más incrementó su deuda pública, al pedir prestamos por más de cuatro mil millones de pesos. De deber $4,147.2 millones pasamos a deber $8,281.4 millones, un incremento del 99.7%

  • *Ni los ex gobernadores Victor Cervera, Patricio Patrón, Ivonne Ortega y Rolando Zapata prestaron tanto dinero, pero ni juntos. Si juntamos la deuda adquirida por todos ellos en más de 20 años no llega a la suma que adquirió Mauricio Vila en solo 2 años.

Redacción/José González Camara

De acuerdo a la información obtenida del Instituto Mexicano para la Competividad, entre los años 2019-2020, Yucatán fue el estado del país que más incrementó su deuda pública, al pedir prestamos por más de cuatro mil millones de pesos, es decir, de deber $4,147.2 millones pasamos a deber $8,281.4 millones, y con ello un incremento del 99.7%. Algo realmente descomunal.

Ni los ex gobernadores Victor Cervera, Patricio Patrón, Ivonne Ortega y Rolando Zapata prestaron tanto dinero, pero ni juntos. Así como escucha, si juntamos la deuda adquirida por todos ellos en más de 20 años no llega a la suma que adquirió Mauricio Vila en solo 2 años. Ya veremos cuanto le sumará este 2021 y 2022.

La pregunta toral es: ¿a donde se destinaron esos recursos? En lo personal no veo una sola obra destacada y por lo contrario, carreteras descuidadas y campo en total abandono en más de un siglo.

En la historia reciente de Yucatán, Mauricio Vila Dosal se convierte en el Gobernador que más ha endeudado a su Estado y, bajo el argumento de establecer estrategias para minimizar el impacto del Covid-19, fue descarado el desvío de recursos, en beneficio de sus amigos de partido.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reveló que la presencia e impacto del Covid-19 provocó en México que 12 gobiernos estatales optaran por contratar financiamientos, tal es el caso de Yucatán, cuyo monto fue superior al resto de las otras entidades federativas.
En 2020, sin autorización alguna del Poder Legislativo, el Gobernador Mauricio Vila Dosal solicitó dos préstamos bancarios por un monto total por 300 millones de pesos, ante la falta de liquidez que prevalece en el Estado para el pago inmediato de productos y servicios.

Es decir, en esta administración se ha duplicado la deuda bancaria y, por ende, heredaría un Estado más pobre y dejaría sin liquidez a sus sucesores.

La Secretaría de Administración y Finanzas del Gobierno del Estado reveló que, en tan sólo una década, Vila Dosal es el Gobernador que más ha endeudado a Yucatán, incluso, en tan sólo cinco meses ya superó el monto que en su momento solicitó Ortega Pacheco, así como Zapata Bello.
Durante la administración de Ortega Pacheco fueron tres las transacciones efectuadas, entre 2011 y 2012, por un monto total de tres mil 19 millones 175 mil 594 pesos, lo que representa el 26.6 por ciento del total de la deuda que prevalece en la Entidad.

Mientras que, durante el sexenio de Zapata Bello, fueron cuatro las operaciones, por un monto por tres mil 895 millones 848 mil 724 pesos, el 34.4 por ciento, de las cuales, dos se llevaron al cabo en 2013, 2016 y 2017.

En el caso de Vila Dosal son cuatro los préstamos, por un monto por dos mil 920 millones de pesos, el 39 por ciento, uno efectuado en 2019 y tres en este año.

Del total de préstamos, seis son por crédito simple, dos son obligación a corto plazo, cifra similar de obligación relacionada con asociaciones público-privadas y la restante aún no se especifica en la página de transparencia de la SAF.
Asimismo, del total de empréstitos, cuatro fueron otorgados por el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), sociedad Nacional de Créditos; cuatro a igual número de instituciones bancarias; uno a la Promotora de Cultura Yaxché, uno a Infraestructura Hospitalaria de la Península y el restante aún sin especificar.
En cuanto al destino del monto solicitado, ocho proyectos son para «Inversión pública productiva», dos son para «cubrir insuficiencias de liquidez de carácter temporales» y una aún sin especificar.

El primer empréstito que efectuó Vila Dosal fue por dos mil 620 millones de pesos, otorgado por el Banco Nacional de México (Banamex), el 6 de noviembre de 2019, para el desarrollo de la iniciativa «Yucatán Seguro», la cual contempla la adquisición de equipo y herramientas tecnológicas que contribuyan a mantener y mejorar los estándares de seguridad que caracterizan al Estado, y con fecha de vencimiento el 31 de diciembre de 2039.
La SAF anexa dos créditos por 300 millones de pesos, de tipo «Obligación a corto plazo», otorgados el 7 de abril de 2020, con duración de un año, dinero destinado para «cubrir insuficiencias de liquidez de carácter temporales».
El Grupo BBVA Bancomer otorgó 200 millones de pesos, mientras HSBC México entregó 100 millones de pesos, cuyos plazos vencen el 6 de abril de 2021.
El 31 de marzo de 2020, el Congreso del Estado aprobó por mayoría la ampliación presupuestal de $1,500 millones al Ejecutivo Estatal, en materia de prestación de servicios de salud, desarrollo económico, protección del empleo y protección social, para la implementación del Plan de Contingencia, Protección al Empleo y Reactivación Económica en Yucatán, derivado de la contingencia sanitaria del Covid-19.
Sin embargo, la SAF no presentó los detalles del empréstito con el cual se financió el Plan de Apoyo e Incentivos Económicos para las Familias y Empresas de Yucatán.
El Ejecutivo local presentó al Legislativo la contratación de un crédito por mil 728 millones de pesos, para el desarrollo de un plan de reactivación económica ante el impacto ocasionado por el Covid-19, pero sólo se dijo que el dinero se destinará a obra pública que genere empleo, pero no se especificó cómo
Deudas municipales
En tres lustros, un total de 21 municipios han solicitado 25 empréstitos por un monto por 185 millones de pesos, para el desarrollo de diversos proyectos, y hasta el momento ya se finiquitó el 30 por ciento de lo solicitado a diversas instituciones bancarias, informó la Secretaría de Administración y FinanzaG del Hobierno del Estado.
Actualmente, son nueve los préstamos que siguen vigentes, correspondientes a siete ayuntamientos, por un monto por 131 millones 506 mil 414 pesos, cuyos plazos vencerán entre 2021 y 2027, es decir, las futuras administraciones están comprometidas a pagar.
De 2004 a la fecha ya se autorizaron 25 empréstitos a diversas administraciones municipales, con un monto total por 184 millones 707 mil 24 pesos, sin incluir los intereses correspondientes al dinero prestado.
En este período, son 21 municipios que solicitaron préstamos, de los cuales cuatro fueron autorizados a Progreso, dos a Dzidzantún y el resto a Cacalchén, Calotmul, Celestún, Espita, Hoctún, Homún, Huhí, Maní, Motul, Oxkutzcab, Quintana Roo, Seyé, Tekax, Telchac Pueblo, Telchac Puerto, Temax, Tixkokob, Valladolid y Yaxcabá.
Actualmente, son nueve los préstamos que están vigentes, efectuados por siete municipios, cuya deuda pública bancaria es de 131 millones 506 mil 414 pesos, es decir, el 71.2 por ciento del monto total.
Tan sólo Progreso tiene empréstito por un monto por 56 millones 628 mil 489 pesos, el 41.5 por ciento del total.
El primer crédito se contrató el 29 de marzo de 2006, por un monto por 13 millones 800 mil pesos, el segundo fue el 27 de mayo de 2008, por 30 millones, y el tercero data del 18 de julio de 2012, por 10 millones 828 mil 489 pesos, cuyos plazos vencen en 2021, 2022 y en 2027, respectivamente.
Asimismo, el 18 de agosto de 2009 se aprobó al Ayuntamiento de Valladolid un empréstito por 49 millones 227 mil 925 pesos, el cual se debe de saldar en 2024.
El tercer monto más alto fue el de Yaxcabá, con 10 millones de pesos, adeudo contratado el 30 de diciembre de 2009, cuyo plazo es hasta 2024.
Asimismo, Homún adeuda ocho millones de pesos, otorgado el 4 de octubre de 2011 y vence en 2021.
De igual forma, el empréstito de Temax es de cinco millones de pesos, el 30 de septiembre de 2009, cuyo monto se debe saldar en 2024.
A Celestún se le otorgó dos millones 650 mil pesos, cuyo contrato fue el 7 de noviembre de 2006 y vence en 2021.
Mientras, Espita solicitó dos millones de pesos, el 30 de noviembre de 2012, y se debe saldar en 2027.
La SHCP informó que al cierre de junio de 2020 el saldo de la deuda pública de los estados, incluyendo organismos, ascendió a 552 mil 518 millones de pesos.

Noticias

CASA EN VENTA TELCHAC PUEBLO YUC.

SE VENDE CASA EN TELCHAC PUEBLO. SALA, COMEDOR, COCINA, 1 BAÑO, 2 RECÁMARAS. TERRENO...

Julión Álvarez sorprende a Tizimín

Me dio mucho gusto recibir a mi gran amigo Julión Álvarez, con quien mantengo...

DHL será la primer empresa en mudar sus operación de carga al AIFA

“Seremos los primeros en operar en el AIFA”, confirmó el director jurídico de la...

Paul McCartney tuvo unas palabras muy duras para John Lennon en una entrevista reciente

La disolución de The Beatles sigue siendo uno de los acontecimientos más tristemente célebres...