InicioColumnaEL FANTASMA DE LA ESTACIÓN DE TRENES EN MÉRIDA

EL FANTASMA DE LA ESTACIÓN DE TRENES EN MÉRIDA

Published on

spot_img

Por Javier Alttherna

El edificio donde ahora está la ESAY, fue la estación de trenes de Mérida, la primera estación de ferrocarriles que se hizo en el país a principios del siglo pasado, el cual está ubicado en la calle 55 del centro histórico de la ciudad.

A partir de 1974 la estación fue cerrada, el edificio abandonado y por esos años fue cuando fue visto por primera vez el fantasma de una mujer que al parecer murió a causa de una herida de amor.

En julio de 1881 finalizó la edificación de la que fuera la antigua estación de Mérida, que fue inaugurada el 16 de septiembre de ese mismo año formalizando el servicio comercial y de pasajeros de esta ruta.

La estación Mérida se edificó en 1913 diseñada con estilo arquitectónico neocolonial mexicano, cuya estructura fue sede de los servicios ferroviarios públicos hasta 1974, cuando dejó de prestar sus servicios Ferrocarriles Nacionales de México.

Edificio abandonado, hogar del fantasma

Abandonada desde entonces, con el paso del tiempo la belleza arquitectónica del edificio fue deteriorándose, enmohecieron sus muros, se cayeron sus láminas, sucumbieron las vigas e incluso el campanario estaba tan dañado que parecía estar a punto de derrumbarse.

En estas condiciones fue cuando se vio al fantasma por primera vez.

Una pareja muy apreciada en el barrio aseguró ver a una mujer asomando por una ventana del edificio superior, junto al campanario.

Desde entonces fue visto esporádicamente por otras personas que también dijeron haberse percatado de aquella presencia femenina asomando por aquella ventana.

Una vecina del rumbo aportó información al investigador yucateco E.B., entre ellas una carta de su abuelo dirigida a su hermana enviada en 1930 a la Ciudad de México donde mencionaba que aquella semana una mujer falleció en la estación de trenes, su cadáver fue encontrado por un niño que vendía chicles.

Resumía que la mujer que llegaba a la estación cada vez que el tren regresaba, llevaba esperando a alguien, quizá al amor de su vida, que nunca llegó.

La hipótesis apuntaba a muerte por tristeza, porque no tenía lesión alguna.

¿El fantasma que seguía presente en la estación era el de esta mujer?

Crédito a su autor
Transcripción sin fines de lucro

Noticias

CASA EN VENTA BACA YUCATÁN

SE VENDE CASA. BACA YUC. $ 890,000 350 M2 TERRENO 65 M2 CONSTRUCCIÓN

SE VENDE EN MOTUL

SE VENDE CASA EN MOTUL TERRENO 450m2 CONSTRUCCION 55m2. $590,000

CASA EN VENTA TELCHAC PUEBLO YUC.

SE VENDE CASA EN TELCHAC PUEBLO. SALA, COMEDOR, COCINA, 1 BAÑO, 2 RECÁMARAS. TERRENO...

Julión Álvarez sorprende a Tizimín

Me dio mucho gusto recibir a mi gran amigo Julión Álvarez, con quien mantengo...