InicioMéridaEmpleada de CFE fungía como madrota a petición del residente de obra,...

Empleada de CFE fungía como madrota a petición del residente de obra, con contratos de escorts pagados con dinero público

Published on

spot_img

Por Alfredo Griz

Marco Antonio Loya Izaguirre, Víctor Manuel Tziu Sosa y el delegado sindical de la paraestatal Lizandro Lizama Garma, convirtieron la residencia regional de la Comisión Federal de Electricidad en una casa de citas. Familiares, amantes y algunas bailarinas de table dance han sido ubicados en puestos de secretarias o asistentes, sin tener la preparación y el perfil adecuado. Cuando llega una nueva empleada, el resto del personal se pregunta “¿quién puso ese huevo?” en referencia al funcionario público amante de la nueva empleada.

Es común en esas oficinas el acoso sexual y la práctica de pedir favores sexuales a las empleadas para cambiarlas o ascenderlas de puesto, esto a decir de varias entrevistadas, quienes por el temor de ser despedidas guardar su identidad. Pero todas las entrevistadas coinciden: “si quieres mejorar tu salario o ascender en jerarquía administrativa hay que acostarse con el delegado sindical, con el residente de obra o con el encargado de la residencia”.

Además de tales prácticas, le solicitaban a la empleada federal de confianza Circe Viridiana Palma Martínez que les consiguiera mujeres para celebrar cuando realizaban buenos negocios o cerraban contratos con empresas a modo. Dichas mujeres eran pagadas con dinero del erario, lo cual se hace a través de recibos de viáticos de viajes que nunca realizaban o no hacían y lo realizaban con la más absoluta discreción para que el demás personal no se diera cuenta de ello.

La empleada en cuestión, que ya está imputada juntos con su jefe en tres denuncias federales, por los delitos de extorción, privación ilegal de la libertad, violación y una última por intento de homicidio, en entrevista señaló que al principio eran gestiones que hacía con mucha discreción pero que se sentía obligada para mantener su trabajo, pero ya después le daba igual, porque era algo cotidiano.

De auxiliar de contratos de CFE a proveedora de servicios sexuales

Circe Viridiana Palma, con quince años de trabajo en la CFE en el área de control de contratos, con el registro DB483, al menos en sus últimos seis años, asumió el rol de ‘madrota’, para regentear como si fuera un prostíbulo la residencia de obra en la zona de Yucatán-Campeche-Quintana Roo. La frecuencia con que eran contratadas las escorts bajo su gestión correspondía a la celebración de obtención de comisiones por sobreprecios en los contratos con las empresas privadas de amigos y conocidos de Loya Izaguirre, Tziu Sosa y el delegado sindical Lizama Garma.

Una de estas escorts que recurrentemente era solicitada para sus servicios sexuales, dio su testimonio en entrevista para Los Ángeles Press bajo el seudónimo de Casandra por razones de seguridad. Después de una minuciosa búsqueda se logró dar con su paradero y establecer contacto con ella.

Casandra, una escort de la CFE en Yucatán

Entrevistada en una pequeña vivienda al oriente de la ciudad de Mérida, sentados en una pequeña sala de estar y como testigos una jarra de cristal y dos vasos de agua, Casandra le reveló a este periodista que desde hace tiempo conoce a Circe Viridiana Palma Martínez, y preguntarle si conocía el número telefónico 9995305950 la entrevistada confirmó que le pertenece a la empelada de la CFE.

Casandra fue contratada por Viridiana Palma, como ella se refiere a la empleada, “para darle servicio sexual a Marco Antonio Loya Izaguirre”, de quien señaló que era el residente de obra de la Comisión Federal de Electricidad en Yucatán.

Con la voz firme, señala que también haría responsable a estas personas si algo le llegara a suceder. Sabe que es una actividad riesgosa la que desarrolla, pero es su trabajo, dice, y jamás pensó que se vería inmiscuida en la denuncia de estos. Mencionó que normalmente sus clientes no interactúan con ella; sin embargo, se hizo tan cotidiano que después de las sesiones sexuales de tríos y orgías, a veces se quedaban conversando como si fueran grandes conocidos.

“Hablaban de contratos que eran realizados con trampas y generaban mucho dinero, pero yo no sabía del tema y no le daba mucha importancia”, señala a Los Ángeles Press.

Desde 2019, Casandra daba servicios sexuales lésbicos a Viridiana Palma de forma personal, además de Marco Antonio Loya, pero desde 2016, la empleada de CFE le comentó “que venían haciendo eso, solo que la chica que tenían antes ya no estaba y estaba buscando quien cubriera esa necesidad, por eso la buscó a ella”.

La tarifa que Casandra les cobraba en ese momento era de 3 mil pesos por hora, normalmente se quedaba toda la noche por lo que podía llevarse hasta 20 mil pesos en una noche. También cuando hacían fiestas grandes Circe Viridiana Palma la contactaba para para que consiguiera más chicas y todos pudieran tener acompañantes. Los costos eran cubiertos con recibos de viáticos de viaje de la CFE.

Menciona también que todo el contacto era con Viridiana Palma, pues el residente de obra no quería tener su número ni verse comprometido en ningún aspecto ya que de manera formal lleva una vida de escaparate y como un hombre de familia, por lo que todo se hizo siempre a través de la auxiliar de contratos de la CFE.

La escort abunda que las comunicaciones se establecían normalmente de noche, dado que le mencionó que en la residencia de obra hay cámaras de seguridad y se podían dar cuenta de todo. Añadió de que en varias de las conversaciones que tuvo con Marco Antonio Loya, le mencionó que Viridiana Palma era su amante y era su persona de confianza para hacer trampas en los contratos y negocios turbios que se generaban dentro de la residencia. Por ese favor tenía muchas concesiones como permisos, salidas antes de la jornada laboral, supuestas faltas a trabajar por enfermedades de algún familiar o hijo, privilegios que el resto del personal no sabía, pero que eran falsos y los usaba para pasear o hacer diligencias personales incluso en vehículos oficiales de la misma paraestatal.

La entrevistaba, quien reconoció que tanto Viridiana palma como Marco Antonio era sus clientes, les daba servicios a veces juntos o de forma separada. Al mostrar la foto de la empleada y de Marco Antonio Loya reconoció de manera inmediata sus rostros y volvió a reconocer el número de teléfono de la empleada, señalando que la última vez que supo de ella le pidió un servicio al motel Eros, cerca de la calle 42 sur, en el mes de diciembre, al cual ya no pudo llegar y ya no supo más de ella. (Los Angeles Press)

Fotografía cortesía de la escort, editada por el medio.

Noticias

CASA EN VENTA BACA YUCATÁN

SE VENDE CASA. BACA YUC. $ 890,000 350 M2 TERRENO 65 M2 CONSTRUCCIÓN

SE VENDE EN MOTUL

SE VENDE CASA EN MOTUL TERRENO 450m2 CONSTRUCCION 55m2. $590,000

CASA EN VENTA TELCHAC PUEBLO YUC.

SE VENDE CASA EN TELCHAC PUEBLO. SALA, COMEDOR, COCINA, 1 BAÑO, 2 RECÁMARAS. TERRENO...

Julión Álvarez sorprende a Tizimín

Me dio mucho gusto recibir a mi gran amigo Julión Álvarez, con quien mantengo...