InicioInternacionalLula juró como presidente de Brasil: “Mi objetivo es rescatar de la...

Lula juró como presidente de Brasil: “Mi objetivo es rescatar de la pobreza a 33 millones de personas”

Published on

spot_img

El líder izquierdista asumió su tercer mandato rodeado de miles de personas. En su primer discurso, hizo una fuerte defensa del medioambiente y celebró “la victoria de la democracia”

Con un tono más conciliador que ante el Parlamento, Lula pidió la unión del pueblo ante decenas de miles de personas que lo ovacionaron en al Explanada de los Ministerios, en Brasilia.

Se quebró varias veces durante la intervención y pidió la ayuda d etodos para resconstruir el país.

Según marca el protocolo, el presidente saliente es el encargado de pasar la banda a su sucesor, pero Bolsonaro, quien sigue sin reconocer su derrota en las urnas, decidió no participar en los actos de investidura y viajar a Estados Unidos sin previsión oficial de vuelta.

Lula subió la rampa del Palacio de Planalto, en Brasilia, pero en lo más alto no esperaba Bolsonaro.

En su lugar, ascendió a la parte alta del palacio presidencial acompañado por un grupo de personas que “simbolizan la riqueza y la diversidad del pueblo brasileño”, entre ellos, un niño, afrodescendientes, mujeres, personas con discapacidad y el conocido líder indígena Raoni Metuktire.

El nuevo presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, celebró este domingo la “victoria de la democracia” que le permitió ganar las elecciones de octubre a pesar de las “amenazas” de la ultraderecha que aún no acepta su triunfo.

“Si estamos aquí es gracias a la conciencia política de la sociedad brasileña”, declaró Lula ante el Parlamento, en su primer discurso después de haber jurado como nuevo presidente de Brasil.

“Fue la democracia la gran victoriosa”, que “superó” las “más violentas amenazas a la libertad del voto”, apuntó en alusión a la campaña contra el sistema de votación desatada por el ahora expresidente Jair Bolsonaro, a quien derrotó en las elecciones de octubre.

“Bajo los vientos de la redemocratización decíamos: ¡dictadura nunca más! Hoy, tras el terrible reto que hemos superado, debemos decir: ¡democracia para siempre!”, aseguró el mandatario. Además, adelantó que hoy mismo firmará medidas de reorganización de las estructuras del Poder Ejecutivo “para que el Gobierno vuelva a funcionar de forma racional, republicana y democrática”.

“El mandato que hemos recibido, frente a adversarios inspirados en el fascismo, será defendido con los poderes que la Constitución confiere a la democracia. Al odio responderemos con amor. A la mentira, con la verdad. Al terror y a la violencia responderemos con la Ley y sus más duras consecuencias”.

“A lo largo de esta campaña electoral vi brillar la esperanza en los ojos de un pueblo que sufría, como consecuencia de la destrucción de políticas públicas que promovían la ciudadanía, los derechos esenciales, la salud y la educación”, afirmó y agregó: “Se demostró que sí era posible gobernar este país con la más amplia participación social, incluyendo a los trabajadores y a los más pobres en el presupuesto y en las decisiones de gobierno”, afirmó Lula y Agregó: “Se ha demostrado que un representante de la clase trabajadora sí podría dialogar con la sociedad para promover el crecimiento económico de forma sostenible y en beneficio de todos, especialmente de los más necesitados”.

Luego advirtió: “El diagnóstico que recibimos del Gabinete de Transición es terrible. Los recursos sanitarios se han vaciado. Han desmantelado la educación, la cultura, la ciencia y la tecnología. Destruyeron la protección del medio ambiente. No dejaron recursos para comidas escolares, vacunación, seguridad pública”.

El mandatario prometió ayudar a los que más lo necesitan: “Ninguna nación se ha levantado ni puede levantarse sobre la miseria de su pueblo. Este compromiso empieza por garantizar un Programa Bolsa Família renovado, más fuerte y más justo para atender a los que más lo necesitan”.

Adelantó que las primeras acciones del Gobierno tendrán como objetivo “rescatar a 33 millones de personas del hambre y rescatar de la pobreza a más de 100 millones de brasileños que han soportado la carga más pesada del proyecto de destrucción nacional que hoy termina”.

También enarboló como obetivo primordial lograr la deforestación cero en la Amazonia y la emisión cero de gases de efecto invernadero en la matriz eléctrica, además de estimular la reutilización de pastos degradados. “Brasil no necesita deforestar para mantener y ampliar su frontera agrícola estratégica”, afirmó..

“Crear, plantar y cosechar seguirá siendo nuestro objetivo. Lo que no podemos aceptar es que sea una tierra sin ley. No toleraremos la violencia contra los más pequeños, la deforestación y la degradación del medio ambiente”, agregó. .

Aseguró que esta era una de las razones, pero no la única, de la creación del Ministerio de Pueblos Indígenas: “Nadie conoce mejor nuestros bosques ni es más eficaz para defenderlos que quienes estuvieron aquí desde tiempos inmemoriales. Revocemos todas las injusticias cometidas contra los pueblos indígenas”.

Lula anunció asimismo la refundación del Ministerio de la Mujer “para demoler este castillo de desigualdad y prejuicios”: “Es inaceptable que las mujeres cobren menos que los hombres por el mismo trabajo. Es inaceptable que sean acosados impunemente en la calle y en el trabajo. Que sean víctimas de la violencia dentro y fuera del hogar”.

Lula recordó la tragedia del COVID-19 y afirmó que “en ningún otro país, la cantidad de víctimas mortales fue tan alta proporcionalmente a la población”.

“Las responsabilidades por este genocidio han de ser investigadas y no deben quedar impunes”, dijo Lula, que criticó directamente a la “actitud criminal de un Gobierno negacionista” liderado por Jair Bolsonaro.

Finalmente, El nuevo presidente de Brasil se comprometió a “retomar la integración” en América Latina para tener “un diálogo activo y altivo” con las otras regiones del mundo.

“Retomaremos la integración a partir del Mercosur, con la revitalización de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y otras instancias soberanas” que existen en Latinoamérica, declaró ante el Parlamento después de haber jurado como nuevo presidente de Brasil.

También garantizó que su Gobierno fortalecerá la cooperación con el foro BRICS, que Brasil integra junto con Rusia, India, China y Suráfrica, y tenderá puentes con África y el mundo en desarrollo, sin descuidar sus relaciones con Estados Unidos o la Unión Europea (UE)

El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, fue recibido este domingo en el Parlamento, donde prestará el juramento constitucional frente a todo el poder político nacional y delegaciones de medio centenar de países.

Lula llegó a la sede del Poder Legislativo tras desfilar frente a una multitud de decenas de miles de personas en un Rolls Royce “Silver Wraith” sin capota de la Presidencia brasileña, en el que estuvo acompañado por su esposa, Rosângela “Janja” da Silva, su vicepresidente Geraldo Alkmin, y su esposa, Maria Lúcia Ribeiro.

En la sede del Legislativo, además de todo el poder político, aguardan delegaciones de más de medio centenar de países que se han desplazado a Brasil para las ceremonias de investidura.

Entre ellos, una veintena jefes de Estado y de Gobierno, que incluye al rey de España y a los presidentes de Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Paraguay, Uruguay, Alemania y Portugal.

Después de prestar juramento, Lula pronunciará en el Parlamento su primer discurso en condición de nuevo presidente y luego se dirigirá al vecino Palacio de Planalto, sede del Gobierno, donde saludará a la multitud congregada en la Explanada.

Los gobernadores de los 27 estados de Brasil asumieron sus cargos este 1 de enero.

En Sao Paulo, el estado más poblado y próspero del país, asumió el exministro de Infraestructrura Tarcísio Gomes de Freitas, un estrecho colaborador del ahora exgobernante Jair Bolsonaro, quien perdió las elecciones presidenciales frente a Lula.

En su discurso de investidura, Gomes de Freitas tuvo palabras de agradecimiento con Bolsonaro, quien lo “empujó” hacia la política, pero se distanció también del talante autoritario del líder de la ultraderecha para ofrecer un “diálogo permanente” con “todos los sectores de la oposición”.

Gomes de Freitas es la principal figura emergente del movimiento bolsonarista y puede hacer de Sao Paulo una plataforma para aglutinar a las fuerzas conservadoras, sobre todo en ausencia de Bolsonaro, quien viajó a Estados Unidos antes de la toma de posesión de Lula y planea estar fuera del país durante algunos meses.

En Río de Janeiro, inició un nuevo mandato el gobernador Claudio Castro, reelegido en octubre pasado con apoyo de Bolsonaro, pero que se distanció de la ultraderecha después de la victoria de Lula.

Castro no citó en su discurso ni a Bolsonaro ni a Lula, pero sí se mostró dispuesto a establecer una relación de “respeto y cooperación” con las nuevas autoridades nacionales, en favor de “todo el pueblo de Río de Janeiro”.

En Minas Gerais, el segundo estado más poblado después de Sao Paulo, también inició su segundo mandato consecutivo el gobernador Romeu Zema, un liberal que durante la campaña presidencial apoyó con fuerza la candidatura de Bolsonaro, frente al “populismo” que en su opinión encarnaba Lula.

Así como Castro en Río de Janeiro, Zema evitó en su discurso toda alusión a la situación nacional y solamente se comprometió a tender puentes de cooperación con el nuevo Gobierno.

Ese diálogo, de hecho, ya ha sido prometido por Lula, quien ha anunciado que en los próximos días pretende convocar a una reunión en Brasilia a los 27 gobernadores que han asumido este 1 de enero.

“Quiero saber cuáles son los principales proyectos de cada uno de los gobernadores, para poder discutir el apoyo, la financiación y lo que el Gobierno federal pueda hacer para colaborar con los estados”, declaró Lula la semana pasada.

Miles de personas coparon la Explanada de los Ministerios en la mañana del domingo para asistir a la toma de posesión del Presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Las colas para registrarse a la entrada del recinto ya eran masivas temprano pro la mañana y continúan el intenso flujo de personas que llegaban a las inmediaciones de la estación central de autobuses de Brasilia para acceder a la Explanada.

Hombres y mujeres se dividieron en filas para pasar la inspección de seguridad, y los agentes de policía les pidieron que vaciaran sus bolsillos y mochilas.

Finalmente el dictador venezolano no viajará a Brasil

Nicolás Maduro no asistirá finalmente a la toma de posesión del presidente electo brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y acudirá en su lugar el presidente de la Asamblea Nacional del régimen, Jorge Rodríguez.

Según ha informado el diario O Globola visita fue cancelada la noche del sábado 31 cuando los guardias de seguridad de Maduro ya se encontraban en Brasilia. Aunque la cancillería brasileña ha informado del cambio, no se han proporcionado más detalles sobre la ausencia de Maduro.

El Gobierno de Jair Bolsonaro había levantado el último viernes la medida que prohibía la entrada en Brasil del fictador venezolamo, un texto que aparecía en el Diario Oficial de la Unión firmado por el ministro de Exteriores, Carlos França, y por el responsable de Justicia, Antonio Ramirez Lorenzo.

El presidente saliente de Brasil reconoce como mandatario legítimo de Venezuela al opositor Juan Guaidó, pero su sucesor ya había dejado claro que abriría un nuevo capítulo en las relaciones con Caracas, lo que previsiblemente se traducirá a corto plazo en el nombramiento de un nuevo embajador.

De hecho, Maduro ya se adelantó hace unos días designado a un nuevo embajador en Brasilia, en un intento por retomar relaciones similar al que ya emprendió Venezuela este mismo año con la llegada al poder de Gustavo Petro en Colombia.

El presidente izquierdista tendrá desafíos inmediatos mayores a los que enfrentó en sus otras dos presidencias, que dejó con una inusual popularidad del 87%.

Unos 30 millones de los 215 millones de brasileños pasan hambre y la economía a duras penas logra recuperarse tras el golpe de la pandemia.

“En los primeros 100 días deberá demostrar qué rumbo tomará el gobierno. La victoria electoral fue apretada y enfrentará un país dividido con una oposición aguerrida. Necesita liderar un gobierno de pacificación y unión nacional”, explicó Leandro Consentino, politólogo del instituto Insper de Sao Paulo.

Lula se impuso a Bolsonaro en el balotaje del 30 de octubre por 50,9% de los votos frente a 49,1%, un resultado que dio cuenta de una sociedad profundamente polarizada.

El exsindicalista deberá conquistar “credibilidad” sobre el manejo de las cuentas públicas ante una situación fiscal delicada, pese a que sus promesas de campaña requieren un aumento del gasto para financiar programas sociales, según Consentino.

Según una encuesta del instituto Datafolha del sábado, solo 51% de los brasileños considera que Lula gobernará mejor que Bolsonaro, informó el diario Folha de Sao Paulo.

06:17 HsAYER

El rey de España llegó a Brasil para la investidura de Lula

El rey Felipe VI de España llegó este domingo a Brasilia, donde asistirá a la investidura del nuevo presidente, Luiz Inácio Lula da Silva.

Felipe VI, quien ha viajado junto al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, fue recibido en el aeropuerto por personal de la cancillería brasileña y la vicepresidenta y ministra de Trabajo de España, Yolanda Díaz, quien había llegado la víspera.

A la toma de posesión se Lula asistirá una veintena de jefes de Estado y de Gobierno, entre los que figuran los presidentes de Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Paraguay, Uruguay, Alemania y Portugal.

Miles de personas se han comenzado a congregar este domingo en el corazón político de Brasilia para la investidura como presidente brasileño de Luiz Inácio Lula da Silva, quien asume por tercera vez el poder que ya ejerció durante dos períodos consecutivos, entre 2003 y 2010.

Según las previsiones, la ceremonia oficial comenzará a las 14.30 hora local (17.30 GMT), cuando Lula llegará a uno de los extremos de la Explanada de los Ministerios, avenida en la que se sitúan todos los edificios del poder público y en la que se concentrarán los actos, para los que se espera a unas 300.000 personas.

Hará entonces un recorrido en un vehículo, que si las condiciones del clima lo permiten será un Rolls Royce modelo “Silver Wraith” sin capota de la Presidencia brasileña, en el que estará acompañado por su esposa, Rosângela “Janja” da Silva.

Sin embargo, es probable que desfile frente a la multitud en un automóvil cerrado, pues hasta ahora el pronóstico para la hora del acto prevé unas fuertes lluvias, típicas de esta época en Brasilia.

Noticias

CASA EN VENTA TELCHAC PUEBLO YUC.

SE VENDE CASA EN TELCHAC PUEBLO. SALA, COMEDOR, COCINA, 1 BAÑO, 2 RECÁMARAS. TERRENO...

Julión Álvarez sorprende a Tizimín

Me dio mucho gusto recibir a mi gran amigo Julión Álvarez, con quien mantengo...

DHL será la primer empresa en mudar sus operación de carga al AIFA

“Seremos los primeros en operar en el AIFA”, confirmó el director jurídico de la...

Paul McCartney tuvo unas palabras muy duras para John Lennon en una entrevista reciente

La disolución de The Beatles sigue siendo uno de los acontecimientos más tristemente célebres...