InicioColumna¡Protesten, por el amor de Dios!, pero por favor no destruyan nuestra...

¡Protesten, por el amor de Dios!, pero por favor no destruyan nuestra ciudad

Published on

spot_img

Por Sergio Grosjean

Han transcurrido muchos meses desde que fueron pintarrajeados, vandalizados – o como le quieran llamar- el monumento a la patria, así como los dedicados al ilustre yucateco nacido en Tixcacaltuyub Justo Sierra O’Reilly, quien fue escritor, novelista, historiador y jurisconsulto; y el erigido en honor al destacado político motuleño Felipe Carrillo Puerto, quien por cierto fue un abierto defensor de los derechos de las mujeres en conjunto con su resplandeciente hermana Elvia.

Y es por ello que me llama la atención las acciones en contra de éste último, ya que si el acaso 1% de mujeres que asistieron a esta justa actividad fueron las que en total desenfreno realizaron esas acciones absurdas y con ello manchando un movimiento al que asistieron miles y miles de mujeres de manera ejemplar y ordenada, y del que fui testigo, no logro comprender como vandalizan el monumento de un hombre que luchó por sus derechos. Creo eso nos habla de una total ignorancia hacia nuestra cultura y gente por parte de ese puñado de féminas.

En el caso del monumento a los montejo tuvo un descenlace diferente, ya que fue limpiado y hace poco lo pintarrajearon nuevamente. El argumento para limpiarlo es porque no interviene el INAH.

Por otro lado, hace un par de semanas, hubieron en el mismo día dos marchas: en el monumento a la patria se congregaron 50 mujeres portando globos blancos y playeras con la leyenda “Mujer”, a tiempo que gritaban de manera pacífica “Sí a la vida” y “No al borrado de las mujeres”; mientras que
por el otro lado, un grupo de feminas encapuchadas a la usanza delincuencial protestaron para exigir la despenalización del aborto, y como espíritus chocarreros convirtieron su protesta en un acto literalmente incendiario, ya que rompieron a martillazos y le prendieron fuego a las letras que forman la palabra “Mérida”, las cuales se ubicaban en la Plaza Grande. Obviamente para variar y
no perder la costumbre hubo total ausencia policiaca.

Existen opiniones econtradas al respecto, y muy respetables por supuesto ambas, pero en lo personal, considero que la violencia solo genera violencia, y no es posible que un acto que debe ser para protestar por una injusticia se convierta en un acto injustamente destructivo, y peor aún, que por unas cuantas mujeres desquiciadas, miles y miles de damas admirables sean olvidadas y más aún, señaladas de manera negativa.

Muchos podrán decirme que los monumentos se reparan y listo, siendo que en el caso del maltrato a las mujeres no es así de sencillo. Y es correcto. Sin embargo, para los que me quieran decir lo primero no veo ni la pintura y menos la intensión, pues nos salen con la vasilada que la nefasta dependencia llamada INAH no tiene recursos para restaurarlos, y en el segundo caso, no existe ni la más remota posibilidad que esos actos vandálicos contribuyan para crear consciencia entre los cobardes que lastiman física o mentalmente a las mujeres.

Es allá cuando una vez más compruebo que a nuestros políticos lo que menos les interesa es encontrarle solución al asunto además de carecer de oficio político, pues cuanto más puede costarle al ayuntamiento o gobierno del estado darle unas migajas al INAH para que al menos hagan algo más que calentar banca; ¡pero eso si, sobran recursos para darse lujosos viajes a Europa!

No puedo concluir sin comentarles a esas mujeres que salen a vandalizar – las que por cierto en su gran mayoría no son yucatecas y no se si sean mandadas por alguien para crear caos por algún interés particular-, que hasta ahora no han logrado más que las personas que estamos en contra al 100% de el abuso contra ustedes, empecemos a odiar esas marchas que antes admirabamos – como la citada en el monumento a la patria-, ya que sus desmanes no abonan al bien común. ¡ Protesten por el amor de Dios! ¡Levantemos todos la voz! pero por favor, no destruyan nuestra ciudad, es nuestra casa.

En el caso de las autoridades, si no piensan detener a quienes destruyen o pintarrajean monumentos por cuestión de votos, al menos cuando se enteren que habrá una marcha de ese tipo, forren los monumentos a Justo Sierra, Felipe Carrillo y los Montejo, y al monumento a la patria le pongan vallas y oficiales hasta que pase la tempestad – como lo hicieron-, y en caso que alguien se atreva a violar esas disposiciones, que los detengan y manden a barrer calles como se hacía de antaño o exhiban sus rostros en los medios de comunicación.

Finalmente y hablando de gente sin materia gris, ojalá y alguien le informe a ese especimen bajado a tamborazos del altiplano que “dirige” la secretaria de turismo de Yucatán, que antes de vomitar disparates se documente, ya
que el concierto de Guns N’ Roses no fue un parteaguas para Mérida como afirma. ya que desde hace décadas se han realizado eventos de talla internacional. Lo lamentable de ello no es que transiten esas ideas por sus dos neuronas extraviadas entre tantos chetos, lo grave es que lo publique en redes sociales.

Muchos nos preguntamos que obscuros intereses existen entre el pequeño gobernador y la susodicha para que la siga manteniendo con el hueso; o a lo mejor soy mal pensado y solo los unen sus raíces del altiplano.
“El sabio no dice lo que sabe, y el necio no sabe lo que dice” .

Feliz martes.

Noticias

CASA EN VENTA BACA YUCATÁN

SE VENDE CASA. BACA YUC. $ 890,000 350 M2 TERRENO 65 M2 CONSTRUCCIÓN

SE VENDE EN MOTUL

SE VENDE CASA EN MOTUL TERRENO 450m2 CONSTRUCCION 55m2. $590,000

CASA EN VENTA TELCHAC PUEBLO YUC.

SE VENDE CASA EN TELCHAC PUEBLO. SALA, COMEDOR, COCINA, 1 BAÑO, 2 RECÁMARAS. TERRENO...

Julión Álvarez sorprende a Tizimín

Me dio mucho gusto recibir a mi gran amigo Julión Álvarez, con quien mantengo...